Seguidores

domingo, 14 de junio de 2015

II Concurso de lectura en voz alta

Enhorabuena a tres compañeras de 5º E.P., que han conseguido el primer premio en las modalidades de lectura en voz alta, organizado por la Biblioteca Municipal de Tudela de Duero.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Nana Bunilda come pesadillas

Es pequeña y rechoncha, mas vieja que Matusalén. Su especialidad son los pasteles de manzana, pero por culpa de su trabajo siempre los tiene que hacer de chocolate.
Y nadie como ella tiene unas trenzas tan hermosas, tan practicas y especiales.
Así es Nana Bunilda.


Vive en una mesilla de noche. La mesilla está en el desván de una casa olvidada, construida a las afueras de un pequeño pueblo.
El pueblo se levanta en medio de un profundo valle al que van los turistas en verano y acude la nieve en invierno.


Todos conocen a Nana Bunilda. Bueno, todos no; solo los niños que tienen miedo, y las madres de los niños que tienen miedo.
También los mayores que recuerdan su niñez y todos aquellos que la han visto pasar de un lado a otro haciendo su trabajo.
Porque el trabajo de Nana Bunilda es llevarse las pesadillas que a veces, traviesamente, se cuelan por las rendijas de los bellos sueños.


Cuando eso sucede la llaman y sus trenzas mágicas reciben el grito de socorro.
Nana Bunilda deja lo que esta haciendo, aunque sea algo tan importante como tender la colada, limpiar su mesilla o preparar el caldo.
Se encarama a su maquina-especial-aspira-pesadillas y acude veloz allí donde la reclaman.


El grito puede surgir de la garganta de un niño que se desgañita de tanto gritar porque, en sueños, ve como un dragón gigantesco e impertinente le estropea los rotuladores que le acaban de regalar.
Y no se tranquiliza hasta que Nana Bunilda atrapa el dragón por la cola y lo manda al fondo del saco.


A veces no es grito, sino un gemido suave y lastimero.
Como el que se le escapó a Papa Noel la víspera de repartir los juguetes.

Había soñado que se quedaba atascado en una chimenea y se hacia de día sin que hubiera podido dejar ni una bolsa de caramelos.


Sin embargo a Nona la oye perfectamente.
Es tan chillona que Nana Bunilda no necesita levantar las trenzas para saber que es ella quien la llama y le pide que la salve de un sueño feísimo.
Pero no siempre son pesadillas lo que altera la paz de los que duermen; a veces son sueños pesados, agobiantes... y Nana Bunilda, que es de talante amable y cariñoso, no tiene reparos en acercarse allí donde se oye un suspiro inquieto.


Como aquella noche en que se llevó el enmarañado sueño de un chico amante de los gatos.


Asi, cada noche, una vez aquí, una vez allí, Nana Bunilda hace su tarea.
Cuando ya tiene la bolsa de la máquina bien llena, vuelve a su casa.
Pero si, de regreso, tropieza con un bello sueño, no renuncia a pararse unos instantes y contemplarlo embelesada.


Y si a punto de trepar por la pared de la casa, se cruza con un sueño en el que su amigo, el gato arrabalero, se hace el valiente con un ejercito de ratones, no duda en hacer un rinconcito en el saco y ¡Ziuu¡, le ahuyenta la pesadilla.


Aunque el trabajo mas duro le aguarda en casa.
Sin quitarse ni la bufanda, se da prisa en verter el contenido de la bolsa en un gran embudo que apunta directamente a una olla ventruda y llena de abolladuras.
Luego enciende el fuego y , pim-pam, pim-pam, lo aviva sin parar hasta que las llamas, alegres como castañuelas, entusiasman y hacen bailar a los sueños que ha recogido.


Solo debe esperar un ratito. Según como sea la luna: redonda o con cara de raja de melón, blanca o amarilla. Según llueva o nieve...
Por fin, el baile dentro de la olla mágica transforma las pesadillas en un dulce y sabroso chocolate con el que después hará pasteles.


Los hace de todas las clases, grandes y pequeños, en forma de torta y largos como barras de pan moreno. Y cuando ya los tiene bien cocidos y el desván huele deliciosamente, se apresura a invitar a sus amigos que, ciertamente, no se hacen rogar.

Y bien, ya lo sabes, si de noche te visita sin pedirte permiso un sueño feo y antipático, llama a Nana Bunilda y vendrá a llevárselo.
Siempre acude, no lo dudes.

Carlos G. Bárcena

sábado, 4 de octubre de 2014

BIENVENIDOS UN AÑO MÁS 

Hola a todos, a los que os gusta leer y a los que no, a los que ya sois miembros y a los que muy pronto serán. Espero que en este año podamos  entre todos participar  y disfrutar con la lectura desde todas sus distintas formas de hacerlo. Os animo a que os hagáis miembros y podáis dejar vuestra sugerencias o participaciones para que esta herramienta sea lo más útil para todos. A todos os deseo un buen curso y mucho ánimo.Empezamos este blog con un cuento: El cuento del lobo ¿ No os recuerda a otro cuento?Sí, al de Caperucita Roja, pero esta vez la historia la cuenta el lobo

El cuento del lobo

El bosque era mi hogar. Yo vivía allí y me gustaba mucho. Siempre trataba de
mantenerlo ordenado y limpio. Un día soleado, mientras estaba recogiendo las
basuras dejadas por unos excursionistas, sentí pasos. Me escondí detrás de un
árbol y vi venir una niña vestida en forma muy divertida: toda de rojo y su
cabeza cubierta, como si no quisiera que la vieran. Andaba feliz y comenzó a
cortar las flores de nuestro bosque, sin pedir permiso a nadie, quizás ni se le
ocurrió que estas flores no le pertenecían. Naturalmente, me puse a investigar.
Le pregunté quién era, de dónde venía, a dónde iba, a lo que ella me contestó,
cantando y bailando, que iba a casa de su abuelita con una canasta para el
almuerzo. Me pareció una persona honesta, pero estaba en mi bosque,
cortando flores. De repente, sin ningún remordimiento, mató a un zancudo que
volaba libremente, pues también el bosque era para él. Así que decidí darle una
lección y enseñarle lo serio que es meterse en el bosque sin anunciarse antes y
comenzar a maltratar a sus habitantes.
La dejé seguir su camino y corrí a la casa de la abuelita. Cuando llegué me
abrió la puerta una simpática viejecita, le expliqué la situación y ella estuvo de
acuerdo con que su nieta merecía una lección. La abuelita aceptó permanecer
fuera de la vista hasta que yo la llamara y se escondió debajo de la cama.
Cuando llegó la niña la invité a entrar al dormitorio donde estaba yo acostado,
vestido con la ropa de la abuelita. La niña llegó, sonrojada, y me dijo algo
desagradable acerca de mis grandes orejas. He sido insultado antes, así que
traté de ser amable y le dije que mis grandes orejas eran para oírla mejor.
Ahora bien, me agradaba la niña y traté de prestarle atención, pero ella hizo
otra observación insultante acerca de mis ojos saltones. Ustedes comprenderán
que empecé a sentirme enojado. La niña tenía bonita apariencia, pero
empezaba a serme antipática.
Sin embargo, pensé que debía poner la otra mejilla y le dije que mis ojos me
ayudaban a verla mejor. Pero su siguiente insulto sí me encolerizó. Siempre he
tenido problemas con mis grandes y feos dientes y esa niña hizo un comentario
realmente grosero. Sé que debí haberme controlado, pero salté de la cama y le
gruñí, enseñándole toda mi dentadura y diciéndole que eran así de grandes
para comerla mejor. Ahora, piensen ustedes: ningún lobo puede comerse a una
niña. Todo el mundo lo sabe. Pero esa niña empezó a correr por toda la
habitación gritando y yo corría detrás de ella tratando de calmarla. Como tenía
puesta la ropa de la abuelita y me molestaba para correr, me la quité, pero fue
mucho peor. La niña gritó aún más. De repente, la puerta se abrió y apareció
un leñador con un hacha enorme y afilada. Yo lo miré y comprendí que corría
peligro, así que salté por la ventana y escapé.
Me gustaría decirles que éste es el final de la historia, pero desgraciadamente
no es así. La abuelita jamás contó mi parte de la historia y no pasó mucho
tiempo sin que se corriera la voz que yo era un lobo malo y peligroso. Todo el
mundo comenzó a evitarme. No sé qué le pasaría a esa niña antipática y
vestida en forma tan rara, pero sí les puedo decir que yo nunca pude contar mi
historia. Ahora ustedes ya lo saben.
Tomado de materiales educativos del Instituto Interamericano de Derechos
Humanos


miércoles, 4 de junio de 2014

PREMIOS "JEROMÍN"

Enhorabuena a dos de nuestros compañeros: Lucía Carnicero (4º EP) y Nicolás Noriega (1º EP) por ser finalistas en el XV concurso de Narrativa Infantil y Juvenil



miércoles, 30 de abril de 2014

IDENTIFICA A LOS PROFESORES DEL COLE

Como todos los meses la Biblioteca del colegio organiza diferentes concursos para cada ciclo. Éste será el último del año y podrán participar todos los alumnos del centro. Podéis pedir ayuda a familiares para saber quiénes somos. Una vez que nos identifiquéis, escribid las soluciones indicando el número y al lado el nombre del profesor. Somos 14, incluida Sor Marina. ¿Os atrevéis? Tenéis hasta  el 30 de mayo para averiguarlo. No olvidéis poner vuestro nombre, apellidos y curso , junto con las 14 respuestas. Las soluciones las podéis introducir en la caja que hay en la puerta de la biblioteca. Mucha suerte, el ganador obtendrá un premio. Estas son las fotos de todos los profesores cuando íbamos al cole

                        1                                                                                                      2
                       


                   

                 3                                                                                                        4
            





                               



                                                         

                 
                                                                                                                                          




                 5                                                                                                               6
             



                                                                                                              










                   7                                                                                                     8   
           




                                                                        










                     9                                                                                                     10                   
     


                                                                                                











                 11                                                                                                         12                                                        
          



                  13                                                                                                        14
 


miércoles, 23 de abril de 2014

ÁLBUM DE FOTOS DE BIBLIOTECAS ESCOLARES DE CASTILLA Y LEÓN



La Dirección Provincial de Educación de Castilla y León, está recopilando fotos de algunas bibliotecas escolares de toda la comunidad. Si quieres ver la biblioteca del cole en el álbum y conocer otras, pincha en el siguiente enlace.

http://www.educa.jcyl.es/fomentolectura/es/informacion-especifica/bibliotecas-escolares/albumes-fotos-bibliotecas-escolares

Gabriel García Márquez

DESCANSE EN PAZ, GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ


Gabriel García Márquez, escritor colombiano, falleció el 17 de abril de 2014 en México a los 87 años de edad. Representante de la corriente del realismo mágico, obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1982. Su trayectoria  literaria le ha llevado  a ser considerado uno de los grandes escritores del siglo XX. Entre sus obras más conocidas, nos ha dejado: "Cien años de soledad", "El amor entre los tiempos del cólera", "La hojarasca" y "Los funerales de mamá grande"